Pequeños detalles que hacen crecer al comercio local

El pequeño comercio local ofrece diferentes guiños a su clientela para decirle una y otra vez ¡bienvenido, bienvenida a mi casa! Personas mayores, familias, niños, niñas, todo el mundo tiene su sitio en el barrio donde tradicionalmente el comercio ha ofrecido su sillas o sus almacenes para el descanso, el cuidado de bebés, o un ratito de compañía. 

Pero hoy en día este rasgo tan propio del sector, tan pegado a su naturaleza, se encuentra alejado de las generaciones más jóvenes que no conocen tan bien a su pequeño comercio de barrio como podíamos conocer las generaciones anteriores.

De ahí que el pequeño comercio necesite un plus de comunicación en lo a sus valores tradicionales se trata, y activar mensajes  para transmitir esa cercanía que ofrecen a su clientela.

Una pequeña muestra de lo anterior la componen los 35 comercios locales que forman parte de la Red Autonómica Euskadi Lagunkoia, y los 8 que componen la Red de Salas de Lactancia de Barakaldo, todos ellos comercios que trabajan por la creación de entornos amigables para el público infantil y las personas mayores. 

Comercio Amigable / Euskadi Lagunkoia

SUBIR