Ikasbila

De cómo empezamos por la web y terminamos mejorando la empresa Logotipo de Ikasbila
ikasbila.com

Hace un año Ikasbila, dio un importante salto digital al actualizar su Web, adecuándola al momento actual de su negocio, gracias a la cual ha incrementado su presencia y relevancia en las redes, ha mejorado su imagen de empresa y está constatando un incremento en clientes nuevos.

Han visto los cambios en poco tiempo, y tampoco es tan habitual que esto ocurra. En muchos casos nos encontramos con el caso contrario: empresas que han hecho el trabajo, ya tienen Web, Facebook, etc. pero no consiguen que eso se refleje en más clientela o más ventas. No consiguen ese “match”, esa unión entre Web y negocio.

Entonces ¿qué ocurre?, ¿qué diferencia a Ikasbila de esas otras empresas? Podríamos decir que el proceso. Saber para qué quiero la Web. Ese camino que lidera la empresa, en el que proveedor y empresa trabajan de la mano, y que en el caso de Ikasbila ha supuesto “revaluarlo todo”. En palabras de Susana, “un momento caótico que te remueve por dentro en el que ha habido repensar los servicios, decidir a quién nos dirigimos, diseñar la marca e introducir en nuevos canales de interlocución con la clientela. Todo a la vez y habiendo que decidir sobre todo ello”.

Con la implicación de estos procesos, el camino tal vez haya sido más largo pero también más eficiente, de ahí los resultados que después de apenas un año ya les acompañan. Porque una Web no es algo que nos haga un proveedor, una Web no es algo que se haga en un día, una Web es un momento crítico en la trayectoria de una empresa donde toda la gestión se pone sobre la mesa.

SUBIR