Milana

Una transmisión adaptada a las nuevas tendencias
facebook.com/lanasbaracaldomilana

Lanas Milana  es un nuevo caso dentro del Proyecto de Inguralde “Empresas que Aprenden y Avanzan”. Personas y Empresas que con sus ideas y sus proyectos contribuyen a hacer de Barakaldo una Ciudad para vivir y trabajar.


Lanas Milana es un nuevo caso dentro del Proyecto de Inguralde “Empresas que Aprenden y Avanzan”. Personas y Empresas que con sus ideas y sus proyectos contribuyen a hacer de Barakaldo una Ciudad para vivir y trabajar.

Es una satisfacción ver como Charo Vasco, titular de un comercio dedicado a la venta de lanas con 42 años de historia en Barakaldo, ha logrado finalizar con éxito el proceso de transmisión del negocio tras su jubilación.

El origen de “Lanas Rosario” data del año 1.967, y está ubicado en una privilegiada esquina de la calle Nafarroa, en pleno centro de la localidad. Tras dos años en funcionamiento Charo Vasco y su hermana se hicieron cargo del mismo y tiempo después adquirieron el local en propiedad.

En los últimos años ha sido Charo quien se ha mantenido al frente de un negocio que se ha labrado una imagen de buen hacer centrada en: la atención y asesoramiento al cliente, la especialización y calidad de producto,….  un trabajo artesanal que ha traspasado las fronteras del municipio, llegando a tener clientes que se desplazan de otras zonas de Bizkaia: margen izquierda y zona minera, Bilbao, Getxo, Gernika…

No solo buscan lanas, vienen buscando a Charo. Buscan ideas, asesoramiento

Sin embargo, hace unos meses decidió que era el momento de pensar en la jubilación. Tenía claro una cosa: “No quería alquilar un local”, quería algo más, “seguir viendo su local con la misma actividad”, dando vida a la ciudad,  creando zona comercial,…

Es entonces cuando Inguralde, a través de la Oficina de Dinamización Comercial, comienza a trabajar con ella y le acompañamos en el proceso de transmisión.

Siguiendo el programa Transmisión Empresarial y Emprendimiento del Gobierno Vasco se elaboró un dossier de negocio, se valoró el fondo de comercio y se iniciaron los trabajos para publicitar el traspaso. Afortunadamente no fue necesario agotar todas las vías disponibles, porque al poco tiempo, “Lanas Rosario”, ya contaba con tres personas interesadas.

Una de ellas era “Maritxu”, joven, muy decidida y con unas ganas que entusiasmaron desde el primer momento a Charo: “Me siento identificada con ella porque la miro y me veo a mí misma cuando empecé en la tienda, con las mismas ganas”.

Ahora es su momento, el momento de “Maritxu”, el de aportar al negocio aquello que Charo no pudo: presencia en Internet, sumarse a las nuevas tendencias de confección con lana entre la gente joven en cafeterías y al aire libre, abrir nuevas líneas de trabajo, la organización de cursos,….. y en definitiva “tejer” su propia red.

Aunque fue amor a primera vista, y esto ha facilitado el éxito, no todo ha sido coser y cantar. Como Oficina de Dinamización hemos aprendido a mediar entre los intereses de ambas partes, calmar los nervios, las dudas y los arrebatos de desistir que surgen en el proceso, encontrando salidas cuando parece no haberlas.

Charo le ha transmitido su saber hacer a Maritxu, y Maritxu coje el testigo sabiendo que continúa con un negocio que ha funcionado durante 42 años al que le podrá incorporar nuevas ideas que permitan avances importantes dando respuesta a las exigencias del nuevo mercado.

La experiencia nos ha servido como un buen aprendizaje. Hemos comprendido los sentimientos que se llegan a generar por un negocio propio, hasta sentirlo como un hijo del que cuesta separarse.

También nos ha dado pie a reflexionar sobre la importancia del factor humano, que a veces parece que olvidamos cuando nos sumergimos en programas de ayudas, cuantías máximas y plazos que muchas veces son incompatibles con ese componente humano.

Esta primera experiencia, la de dinamizar los procesos de jubilación-cese de negocios nos ha dado un buen resultado: “El comercio no se cierra”.

Ver video

Última actualización: febrero 2019

Edicion vídeo: Marzo 2017

 

 

 

 

 

 

SUBIR